19/3/10

A árbore da vida


Erguerse. Cara a luz. Explorar o aire abrindo os brazos, as mans, os ollos, o alento. Vivir os camiños, retornar, enlazarse, outra vez voltar. Agromar, mancarse, morrer, renacer. Cambiar o rumo, respirar, saloucar, buscar o sol: calor lene na pel. Desperezarse na mañán eterna, fundir firme os pés na terra, aniñar nas calmas das tardiñas, espantar os cabelos e os anceios no vento.
Fluir coma a seiva no vello piñeiro manso.
Vivir.

Levantarse. Hacia la luz. Explorar el aire abriendo los brazos, las manos, los ojos, el aliento. Vivir los caminos, retornar, enlazarse, otra vez volver. Brotar, lastimarse, morir, renacer. Cambiar el rumbo, respirar, gemir, buscar el sol: calor dulce en la piel. Desperezarse en la mañana eterna, hundir firme los pies en la tierra, anidar en las calmas cuando cae la tarde, espantar los cabellos y las ansias en el viento.
Fluir como la savia en el viejo pino manso.
Vivir.

Xardín da Casa de Serralves, Oporto

1 comentario:

Mari Carmen dijo...

Hermosas palabras que acarician la piel del alma. Y una bella foto para acompañarlas...