27/2/12

Aí a vén ¡a primavera!


Gabeando pola arteria das plantas ventureiras, abrolla na beiramar a primavera. Lenemente, no  fluir vermello da ponla ergueita, asoman tímidos os gromos para otear se é certo que o vida continúa e o bris aínda sopla.
Alí, onde as gamelas arrólanse no colo das augas rasas de Moaña. Alí onde, neste serán de febreiro,  vemos calmos pasar o tempo e deitarse o sol.

Trepando por las venas de las plantas ventureras, brota en la orilla del mar la primavera. Suavemente, en el fluir rojo de la rama erguida, asoman tímidos los brotes para otear si es cierto que la vida continúa y la brisa todavía sopla.
Allí, donde las gamelas se acunan en el regazo de las aguas someras de Moaña. Allí donde, en esta tarde de febrero, vemos tranquilos pasar el tiempo y acostarse el sol.

Moaña. Galicia

1 comentario:

Dano Rodriguez dijo...

algo nuevo, algo nuevo, algo nuevo.
algo queda